Suladân, el misterioso Rey Serpiente ha desvelado por fin su identidad. Aprende en este artículo de ccarolus cómo pintar al famoso líder que llevó a numerosas tribus de Harad a la batalla final de los Campos de Pelennor.


Paleta de colores
  • Amarillo solar
  • Azul encantado
  • Azul real
  • Barniz brilante
  • Blanco cráneo
  • Carne élfica
  • Carne enana
  • Carne oscura
  • Gris códex
  • Gris piedra
  • Hueso deslucido
  • Marrón bestial
  • Marrón bubónico
  • Marrón quemado
  • Metalizado bólter
  • Naranja llamarada
  • Negro caos
  • Oro brillante
  • Oro bruñido
  • Plateado mithril
  • Púrpura nigromante
  • Rojo costra
  • Rojo entrañas
  • Rojo sangre
  • Rojo sangre
  • Tinta marrón
  • Tinta negra
  • Verde ángeles oscuros
  • Verde escorpión
  • Verde goblin


Para llegar bien a todas las partes de la miniatura no pegaremos ninguna de las partes del Rey Serpiente hasta que estén pintadas. Con cola blanca pegamos arena a las peanas. Procedemos a imprimar de negro caos todas las partes (caballo, Suladân a pie, Suladân a caballo y los dos estandartes). Repasamos con negro caos diluido todas las partes antes de proseguir con el pintado.

El caballo

Usamos el negro caos como color de base de la piel del caballo. Las primeras luces las realizamos con negro caos con un poco de gris códex y vamos añadiendo gris códex a la mezcla para las siguientes luces. Finalmente haremos unas luces muy finas de gris códex puro seguido de unas de gris piedra. Es muy importante hacer las luces muy finas para que el caballo parezca negro y no gris. Realizaremos un lavado de pintura negra diluida seguido de un lavado de tinta negra diluida para dar un poco de brillo a la piel.
Suladân. Las crines y la cola las pintamos con una capa base de negro caos a la que aplicamos un pincel seco suave de gris códex seguido de un pincel seco más suave de gris piedra. Luego aplicamos un lavado de pintura negra muy diluida. Pintamos los ojos con blanco cráneo y hacemos el iris y la pupila bastante grandes con negro caos ya que en los caballos casi no se ve la parte blanca de los ojos. La lengua la pintamos con carne oscura y le hacemos unas luces de carne enana.



Pintamos las correas, la silla y las protecciones de mimbre de marrón quemado. A las protecciones les damos un lavado de pintura negra diluida. Una vez seca, aplicamos luces con marrón quemado al que iremos añadiendo progresivamente más y más hueso deslucido. A las correas y la silla de montar les haremos luces de la misma forma. Finalmente aplicaremos un lavado de tinta marrón tanto a las correas como a las protecciones.
Pintaremos los dientes y los cascos del caballo de marrón quemado y aplicaremos unas luces de marrón quemado con marrón bubónico, marrón bubónico puro y unas luces finales de hueso deslucido. Para los cascos hacemos las sucesivas luces con finas líneas para darle un aspecto rugoso.



Pintamos las medias lunas de negro caos con un poco de azul real y vamos añadiendo azul real para hacer las luces hasta llegar al azul real puro. Hacemos unas luces muy finas con luz real mezclado con blanco cráneo hasta llegar al blanco cráneo puro. Aplicamos un poco de barniz brillante diluido para darle aspecto de joya. Pintamos la tela de la silla de montar de rojo costra y aplicamos un lavado de pintura negra diluida. Una vez seca, aplicamos luces del color original, de rojo entrañas y unas luces finales de rojo sangre.



Las partes metálicas de los estribos y broches de las correas los pintamos con metalizado bólter y luego aplicamos unas luces de plateado mithril. Pintamos el medallón del pecho de la misma forma que pintaremos el oro en el resto de la miniatura. Aplicamos una capa base de oro bruñido y aplicamos unas luces de oro brillante. Realizamos un lavado de tinta marrón diluida seguida de unas luces de oro brillante y unas luces finales de oro brillante con plateado mithril. Pintamos los símbolos con negro caos.



Suladân

Para pintar la capa aplicaremos unas luces de negro caos con gris códex sobre la imprimación negra. Iremos añadiendo más gris códex para dar las siguientes luces. Aplicaremos una luz de gris códex puro en las zonas más prominentes de la capa y unas luces finales muy finas de gris piedra.
Aplicaremos los siguientes colores base: rojo costra para la camisa, turbante y pañuelo, azul real a los pantalones, metalizado bólter a la espada y marrón quemado a las botas, el cinturón y el arco. A continuación realizamos un lavado por toda la miniatura con negro caos muy diluido (incluida la capa). Este lavado oscurecerá todos los colores base que hemos dado y suavizará las diferentes capas de color de la capa.
A la camisa de Suladân le aplicaremos una luces de rojo costra, seguido de rojo entrañas, rojo sangre y unas luces finales muy finas y suaves de naranja llamarada. El turbante y el pañuelo de la boca los haremos ligeramente diferentes: las luces que aplicaremos en este caso serán de rojo costra, de rojo entrañas y de rojo entrañas con hueso deslucido. Finalmente aplicaremos un lavado de tinta marrón bastante diluida en el turbante y el pañuelo. La cara y las manos las pintaremos de marrón quemado y haremos las primeras luces con marrón bestial. A continuación haremos unas luces con marrón bestial mezclado a partes iguales con carne enana todo ligeramente diluido. Luego haremos unas luces con carne enana y finalmente con carne élfica. Pintaremos la zona de los ojos de color negro caos. Con mucho cuidado pintaremos los ojos con blanco cráneo (en el interior de la zona de negro caos) y les pintaremos las pupilas de negro caos. Poniendo una primera capa de negro caos conseguimos resaltar los ojos y dar el aspecto de que están pintados alrededor, algo muy común en los pueblos árabes que usaban una sustancia llamada Kohl.



Aplicamos unas luces de metalizado bólter a la espada del Suladân a pie y repasamos con plateado mithril el filo y el borde exterior. La sangre la hacemos con rojo costra al que aplicamos luces de rojo entrañas y rojo sangre. Pintamos las vendas del mango de marrón quemado y aplicamos unas luces primero con marrón bubónico y luego con hueso deslucido.



La joya del pomo la repasamos con negro caos y luego pintamos una media luna con verde ángeles oscuro como muestra el diagrama. Aplicamos una luz de verde goblin un poco diluido, verde escorpión y finalmente aplicamos una luz muy fina con blanco cráneo en el lado opuesto. Las luces verdes han de ser lo más graduales posibles para que la joya resulte realista. Finalmente, aplicamos un poco de barniz brillante diluido para darle brillo a la joya.



Pintaremos la espada de Suladân a caballo como si estuviera envainada. Usamos el negro caos como color base y aplicamos unas luces muy finas de gris códex. Para aplicar estas luces mojamos el pincel hasta la mitad de los pelos, quitamos el exceso de pintura en una servilleta y pasamos el lateral del pincel por el canto donde queramos poner la luz. De este modo se consigue una luz muy fina y regular. Pintamos los adornos dorados con oro bruñido y aplicamos unas luces de oro brillante y oro brillante con plateado mithril. En la los refuerzos del final e inicio de la espada aplicamos una línea divisoria de plateado mithril puro.



A los pantalones les aplicamos unas luces de azul real y le vamos añadiendo blanco cráneo para hacer las siguientes luces. Finalmente aplicamos un lavado de azul real diluido. Aplicamos la misma técnica para pintar el trozo de turbante entre la corona de oro y la tira roja que ya tenemos pintada. Las vendas de los tobillos los pintamos de marrón quemado y aplicamos una luces con marrón bestial, marrón bestial con hueso deslucido, hueso deslucido y blanco cráneo. Finalmente aplicamos un lavado de tinta marrón diluida. Al arco le aplicamos una pequeña luz de marrón bestial y pintamos los adornos con marrón bubónico, hueso deslucido y blanco cráneo.



Pintamos todas las partes de oro con una capa base de oro bruñido, le damos unas luces de oro brillante y le damos un baño de tinta marrón diluida pero no demasiado. Una vez seco aplicamos unas luces de oro brillante al que añadimos plateado mithril para liuces posteriores hasta llegar a hacer unas luces muy finas con plateado mithtil puro. Las joyas azules las pintamos siguiendo el mismo procedimiento usado para las joyas en forma de media luna del caballo. Al cinturón, las correas y los zapatos les aplicamos unas luces de marrón quemado al que vamos mezclando más y más hueso deslucido. Finalmente aplicamos un lavado de tinta marrón diluida. El pelo del rey serpiente lo pintamos con marrón quemado al que aplicamos unas luces de marrón bestial y marrón alimaña y un lavado de tinta marrón muy diluida.


El estandarte

Aplicamos al estandarte un pincel seco suave de gris códex con negro caos. Hacemos unas luces finas de gris códex por el perímetro del estandarte (con el borde del pincel). Pintamos un semicírculo de rojo costra y pintamos toda la parte inferior del mismo color. Pintamos unas líneas del mismo color como pequeños rayos de sol. Aplicamos luces con rojo entrañas, rojo sangre, rojo sangre con naranja llamarada y unas luces finales muy finas de naranja llamarada. Pintamos con mucho cuidado (y paciencia) la silueta de la serpiente y los símbolos del estandarte con negro caos. Pintamos los símbolos con oro bruñido, oro brillante y unas luces finales de oro brillante con un poco de plateado mithril. Con gris piedra repasamos la silueta de la serpiente y las escamas de la espalda. Iluminamos estas líneas con blanco cráneo. Con amarillo solar pintamos el ojo y con una línea transversal de negro caos pintamos la pupila.



Pintamos todas las barras del estandarte de marrón quemado y aplicamos unas luces con carne oscura. Todos las cuerdas se pintan de marrón quemado, aplicamos unas luces de marrón bestial y unas luces de marrón bubónico. Pintamos los flecos de rojo entrañas y aplicamos unas luces de rojo sangre y naranja llamarada.



La peana

Aplicamos un pincel seco de marrón quemado a la peana, seguido de un pincel seco de marrón bestial, marrón bubónico y hueso deslucido. Repasamos la piedra de la peana de caballería de negro caos y aplicamos los siguientes pinceles secos: gris códex, gris piedra y blanco cráneo. Aplicamos las siguientes capas bases al rohirrim: verde ángeles oscuros para la capa, metalizado bólter a la armadura y casco y marrón quemado para las ropas de cuero y lo lavamos todo con negro caos diluido. Las partes verdes las iluminamos con verde ángeles oscuros, al que añadimos verde goblin para las siguientes luces y usamos verde goblin para las luces finales. Las partes metálicas las iluminamos con metalizado bólter y plateado mithril. Iluminamos el cuero de los pantalones con marrón bestial y marrón alimaña, y el cuero de las correas y las botas con marrón quemado con hueso deslucido. Realizamos un lavado de tinta marrón diluida a las partes de cuero. Las partes de carne las pintamos del mismo modo que Suladân. El pelo del rohirrim lo pintamos de marrón quemado sobre el que aplicamos unas luces de marrón bubónico y unas luces finales de hueso deslucido. Las partes doradas las pintamos de oro bruñido al que iluminamos con oro brillante y aplicamos un lavado de tinta marrón diluida. La sangre del rohirrim la conseguimos a base de usar las siguientes pinturas diluidas: rojo costra, rojo entrañas y rojo sangre, de forma que la sangre más cercana a la herida (más fresca) sea de un color más vivo que la sangre más alejada. Finalmente aplicamos un poco de barniz brillante diluido para darle un aspecto húmedo. Acabamos de decorar las peanas con un poco de césped electrostático y unas piedrecitas.



Resultado final




Comentarios  
marduk
#1 marduk 14-06-2005 09:37
La guía en sí esta bien, pero las fotos son bastante oscuras y no se ve muy bien.

Regístrate para poder comentar este artículo.