La Tumba de Balin



Informe de batalla para el Juego de Batallas EstratégicasKHARN nos envía este detallado informe de batalla ambientado en los acontecimientos acaecidos en La Tumba de Balin, en Moria.

Para verlo pincha en Leer Más.


Vigilados todos los pasos en dirección a Mordor por Saruman y sus criaturas, la última opción de La Compañía del Anillo para cumplir su misión es atravesar el antiguo reino Enano de Khazad Dum. Una vez llegados y tras conseguir Gandalf, con la ayuda de Frodo, abrir la Puerta de Durin mágicamente sellada, descubren con horror la evidencia de una atroz batalla librada años atrás. Los restos de guerreros Enanos hacían temer lo peor sobre Balin, primo de Gimli, y quienes le acompañaron en su intento por recuperar Moria, de los cuales dejaron de recibirse noticias en Erebor hacía ya mucho tiempo.

Tras intentar dar media vuelta, los Nueve Caminantes son atacados en la acebeda por un Kraken que destruye la Puerta de Durin y los deja atrapados en el interior de Moria. La única posibilidad de Frodo y los demás de salir, se encuentra ahora en atravesar las oscuras estancias de la mina.

Unas cuantas jornadas de viaje más tarde, los presentimientos se cumplen cuando encuentran la Tumba de Balin en el interior de una cámara. En esta estancia, son descubiertos y atacados por una inmensa marea de Orcos acompañados por un Troll de las Cavernas y el retumbante sonido de los tambores. La Compañía del Anillo se ve inmersa en una batalla por escapar de la cámara y salir con vida de este reino subterráneo...


La Compañía del Anillo



CONTENDIENTES

El Bando de la Luz lo conforma La Compañía del Anillo al completo, es decir, Gandalf el Gris, Aragorn, Légolas, Gimli, Boromir, Frodo, Sam, Merry y Pippin.

Bando de la Luz


El Bando de la Oscuridad está formado por 2 capitanes Orcos de Moria, un Troll de las Cavernas y 24 Orcos de Moria, de los cuales 8 llevan escudo, 8 lanza y 8 arco Orco.

Bando de la Oscuridad


DISPOSICIÓN DE MAPA

Este escenario se desarrolla en el interior de la cámara donde se encuentra la Tumba de Balin. El tablero mide 42x42 cm. y dispone de varia escenografía a distribuir por la zona de juego; la propia tumba, que se sitúa en el centro, cuatro columnas que van cerca de las esquinas del tablero, un pozo ligeramente atrasado y a la izquierda de la tumba y, finalmente, varios objetos dispersos por la zona de juego tales como trampillas, armas tiradas o restos de guerreros Enanos. La puerta de entrada a la cámara se sitúa centrada en uno de los bordes laterales del tablero.

Escenario


POSICIÓN INICIAL

La Compañía despliega primero en cualquier punto a una distancia máxima de 14cm. del centro del tablero. El jugador de la Oscuridad no despliega, sino que incorporará sus miniaturas al tablero de juego en su primera y posteriores fases de movimiento según la regla especial ¨Marea Imparable¨.

Posición inicial


OBJETIVOS

El Bando de la Oscuridad obtiene la victoria si destruye a cinco o más miniaturas de La Compañía del Anillo o si Frodo muere. El Bando de la Luz gana si la partida termina antes de que esto ocurra (sigue leyendo).

REGLAS ESPECIALES

Marea Imparable : la partida tiene una duración de diez turnos. Según avanza la batalla, más Orcos de Moria aparecen por la puerta de la cámara para atacar a La Compañía. Al finalizar cada una de sus fases de movimiento, el jugador de la Oscuridad puede hacer entrar por la puerta a todos los Orcos de Moria que no esten aún en el tablero (incluidos los que hayan muerto y a excepción de los capitanes). Estos Orcos que van entrando pueden actuar normalmente según aparecen. Si no hay espacio para que entren las miniaturas (por desarrollarse la batalla cerca de la puerta, por ejemplo), deberán dejarse fuera y el jugador podrá incorporarlas a la batalla cuando haya espacio tras alguna de sus fases de movimiento posteriores.

El Troll de las Cavernas puede entrar a partir del turno número cuatro, pero una vez sea eliminado, no podrá reaparecer en el tablero.

Innumerables : la cantidad de Orcos que ataca a La Compañía es incontable. Por este motivo, las miniaturas del Bando de la Oscuridad no deben hacer chequeos de valor por desmoralización (los superan automáticamente).

EL BANDO DE LA LUZ

IsildurISILDUR (¡AUN QUEDA UN ENANO CON VIDA EN MORIA!): bueno, esta partida me es poco usual por que yo soy muy amigo de jugar partidas a base de batallas campales y con pocos héroes, pero en esta partida solo tengo héroes, por tanto me veo forzado a intentar sacar el máximo partido a cada personaje para intentar salir airoso de esta contienda y sumándolo a lo delicado de esta misión ya que si cae Frodo, perderé la partida automáticamente o si pierdo a cinco miembros de la compañía que de los cuales tengo cuatro Hobbits y Légolas, que tienen un bajo atributo de defensa por lo que pueden caer con facilidad sobre todo los medianos Merry y Pippin.

Teniendo en cuenta estos factores y que me enfrento a una horda sin fin de Orcos de Moria apoyados por dos capitanes y un troll, no me será fácil aguantar hasta el turno 10 con el mínimo de bajas. Como soy consciente que de las 9 figuras que forman La Comunidad del Anillo, solo 4 (Aragorn, Boromir, Gimli y Gandalf) pueden mantener a los trasgos a raya, me veré obligado colocarlos de tal manera que formen una pantalla protectora para impedir que los trasgos carguen a los Hobbits, pues con esto llego a la conclusión que para poder salir de la Tumba de Balin con una victoria tendré que sacar el máximo provecho de mis héroes y saber administrar bien los puntos de Poder y aprovechar la escenografia y la táctica para impedir que mis medianos sean cargados o que puedan sufrir heridas por proyectiles, sobre todo en el caso de Frodo que a pesar de su debilidad es la piedra angular de La Compañía y el portador del Anillo, que en caso de necesidad le haré colocarse el Anillo, pero espero no tener que llegar a ese extremo ya que podía ser controlado por Kharn y con eso fracasar en mi misión.

EL BANDO DE LA OSCURIDAD

KHARNKHARN (¡TENEMOS UN TROLL DE LAS CAVERNAS!...): estaba claro que iba a ser una partida dura y emocionante. Siempre he tenido debilidad por este escenario y lo había jugado con ambos bandos en varias ocasiones (tanto los antiguos como los nuevos escenarios de la Tumba de Balin) así con victorias como con derrotas en mi haber.

Mis objetivos principales estaban claros desde el principio; Merry y Pippin eran los más asequibles, seguidos de Sam. De los Hobbits, Frodo era otro cantar, ya que su alta defensa su Destino, su Poder y sobretodo el hecho de que sería el más defendido de La Compañía, me harían casi imposible hacerle nada pese a ganar automáticamente la partida en caso de acabar con él. De todas formas, si Isildur me daba la opción de atacarle, no la iba a desperdiciar. Otro objetivo medianamente asequible era Légolas, que con sus solo dos ataques y su D4, podía ser derrotado y herido, más fácilmente aún por mis capitanes de F4, si conseguía hacerlos llegar hasta él. El resto de La Compañía sería el mayor problema. Aragorn y Boromir son muy difíciles de vencer en combate y Gimli, por mucho que puedas vencerle, es una auténtica roca. Boromir, que se encontrará seguramente durante toda la partida en primera fila, podría ser el blanco de muchos de mis proyectiles, ya que al carecer de puntos de Destino, sería una buena opción para mermarlo un poco y rematarlo con algunos Orcos. El caso de Gandalf es que con las nuevas reglas para su anillo Narya (que le permiten repetir las tiradas de Destino fallidas), iba a ser difícil causarle alguna herida a corto plazo, por no hablar ya de lo complicado que es superar un chequeo de Terror con un Orco de Moria si Gandalf decidía (que lo haría) lanzar su hechizo ¨Aura Aterradora¨. De todas formas, con solo un ataque era otra de las mejores opciones que tenía para derrotar a La Compañía.

Mi estrategia se basaría en la típica de estos malévolos seres, avanzar y rodear al enemigo lo antes posible. Como tengo la opción de hacer entrar en el tablero a las miniaturas que desee (y pueda físicamente) al final de cada una de mis fases de movimiento, dejaría fuera en los primeros turnos a los capitanes hasta que empezara la auténtica batalla ya que no me gustaría enfrentarlos muy pronto a los héroes en pleno apogeo y perder dos de mis mejores bazas. Con solo cuatro puntos de Poder frente a todos de los que disponía Isildur, no podía permitirme el lujo de perderlos. El Troll sería un refuerzo perfecto, ya que con su poderío tendría muy buenas opciones de quitarme algún héroe poderoso del medio... siempre y cuando Gandalf y su ¨Inmovilizar/Orden¨ me lo permitieran claro...

Todo está dispuesto. Ahora solo me falta elevar mis plegarias a Melkor para que las tiradas no desbaraten todos mis planes...



TURNO 1

Los miembros de La Compañía apuntalaron la puerta y se posicionaron tras la tumba preparados para recibir a la horda de Orcos con Boromir, Aragorn y Gimli al frente, quedando más rezagados Gandalf y Légolas junto a los atemorizados Hobbits. El Peregrino Gris lanza con éxito el hechizo ¨Luz Cegadora¨ en su movimiento iluminando la sala con un gran resplandor para proteger a los demás de las negras flechas del enemigo.

La Compañía


La puertas de la sala terminan por ceder ante las acometidas de los Orcos y comienzan a entrar en masa en la cámara desplazándose en todas direcciones, terminando la mayoría de los escudos y lanzas en el frente y ocupando los laterales mayoritariamente arqueros que tensaban sus cuerdas preparados para disparar.

Ya vienen!


El veloz arquero Elfo fue el primero en disparar sus flechas contra los enemigos y dos Orcos se vieron obligados a ponerse a cubierto tras sus escudos para no recibir una herida. Aragorn utilizó su arco, pero su flecha se pierde entre la masa y no consigue impactar a ningún Orco. A su vez, Gimli arroja una de sus hachas perfectamente contrapesadas con gran precisión contra un arquero dispuesto a disparar y este cae muerto antes de poder soltar su flecha. Los trasgos por su parte afinaron puntería y pese a que dos de ellos consiguieron un cinco en sus tiradas, la potente luz de la vara de Gandalf les hizo errar el disparo.


TURNO 2

La iniciativa recae en el Bando de la Luz, lo cual aprovechó Isildur para retirar a La Compañía, sin romper la formación, hacía el fondo de la cámara, evitando así la carga de los feroces Orcos y consiguiendo un turno más para darles opción a eliminar algunos Orcos con sus proyectiles. Gandalf intenta lanzar un ¨Proyectil Mágico¨, pero no supera la tirada y no surte efecto alguno.

Se acercan


Los Orcos volvieron a avanzar saltando con gran facilidad entre escombros y la tumba en dirección a La Compañía y los arqueros, en pos de una mejor puntería, avanzaron por los laterales más lentamente preparándose para soltar una segunda lluvia de flechas.

Se acercan


Légolas vuelve a usar su ¨Disparo Letal¨ para disparar contra los trasgos con escudo que se acercan, dos de los cuales nuevamente salvan la vida haciendo impactar las flechas en sus escudos. Aragorn, no estando nada acertado en sus disparos, vuelve a desperdiciar una flecha. Gimli lanza otra de sus hachas contra el enemigo, impactando levemente a un Orco que no resulta herido. Tras estos disparos, es el turno de los Orcos, de los cuales solo uno es capaz de apuntar con acierto entre la resplandeciente luz e impacta a Gandalf, causándole una herida que resulta ser superficial gracias a que el mago supera su primera tirada de Destino.


TURNO 3

Nuevamente la iniciativa es ganada por La Compañía que se desplaza hacia un lateral del tablero en dirección a una de las columnas. Gandalf, en vista de la carga inminente de los despiadados Orcos, lanza su hechizo ¨Aura Aterradora¨ que se activa instantáneamente y le rodea de una imponente presencia que haría a los Orcos pensarse el atacarle. Más y más enemigos siguen apareciendo por la puerta de la cámara por segundos y entre ellos destaca la presencia de dos capitanes.

Acorralados


Finalmente los trasgos se lanzan al combate enfervorizados hasta tal punto que dos de ellos lo hacen contra el mago ignorando los efectos de su ¨Aura Aterradora¨. Mientras tanto, algunos de los Orcos intentan bordear la columna con la intención de alcanzar a alguno de los Hobbits.

Duros combates


Légolas vuelve a soltar sus flechas, pero en esta ocasión no consigue impactar a nadie, ya que dos de sus flechas se clavan en las coberturas que usan algunos de los Orcos. Un grupo de trasgos a la izquierda de la cámara centra sus disparos en Boromir, clavándose una de las flechas en su hombro e hiriendo al hijo del Senescal de Gondor.

Aragorn y Gimli, deciden declarar un combate heroico con la intención de ayudar al desbordado Gandalf, pero mientras que Aragorn solo consigue eliminar a uno de sus dos enemigos, Gimli pierde el combate contra dos Orcos de Moria que, además para alegría y jolgorio de Kharn, consiguen herir al Señor Enano, el cual se ve obligado a usar dos puntos de Destino y uno de Poder para sobreponerse a la herida. Gandalf por su parte, pese a vérselas contra varios Orcos, es capaz de ganar a los múltiples enemigos con los que se enfrenta sacando un seis en su tirada y consigue enterrar su mágica espada en uno de ellos, acabando con su maliciosa vida.

La Compañía se defiende



TURNO 4

En esta ocasión los Orcos consiguen arrebatarle la iniciativa al Bando de la Luz, pero esto es rápidamente respondido por Isildur (ante la irónica mirada de Kharn), que utiliza el punto de Poder gratuito de Aragorn en hacer un movimiento heroico. Gandalf utiliza su vara y lanza un ¨Proyectil Mágico¨ que impacta en un Orco con escudo, el cual sale despedido y choca contra un lancero Orco, muriendo ambos por el brutal golpe.

Proyectil mágico


Merry intenta abrir paso a Boromir para que cubra el lateral de la columna, cuando de repente se ve abordado por cuatro Orcos de Moria, pero el hijo de Denethor acude presto en su ayuda. A la orden de los capitanes, los enemigos de los Nueve Caminantes se lanzan de nuevo sobre sus presas profiriendo abominables gritos de guerra. Varios trasgos intentan cargar contra Gandalf temerosos de este, pero solo uno se lanza directamente a por él evitando su aura mágica. Estando el mago distraído, otros dos Orcos aprovechan para trabar en combate a Sam. Tras un tremendo estruendo, la puerta y parte de la pared de la entrada se desmoronan hechos pedazos, apareciendo de entre la polvareda cuatro Orcos de Moria que traen a un Troll de las Cavernas al combate con ellos. Había llegado el peor de los enemigos...

Tienen un troll de las cavernas


Légolas dispara sus certeras flechas entre medio de Gimli y Gandalf, atravesando el cuello a un Orco con escudo que cae muerto en el acto. Aragorn, que sigue sin tener precisión, vuelve a errar un nuevo disparo. A la orden del capitán, los arqueros Orcos junto al pozo disparan contra el heredero de Isildur, pero la cegadora luz que continua emitiendo la vara de Gandalf los deslumbra y fallan todos sus disparos.

Flanqueados


En la fase de combate, Boromir declara un combate heroico, mata a su oponente y continua su camino en ayuda de Merry. Juntos combaten al Orco que se les opone ayudado por un lancero. Tras vencer el combate sin problemas, fallan estrepitosamente al intentar herir al Orco sacando un uno en los cuatro dados que lanzan entre ambos guerreros. Gandalf lucha de nuevo contra los trasgos y consigue ganar su combate tras gastar un nuevo punto de Poder, con lo que Glamdring, la espada del mago, sesga una nueva vida entre los nauseabundos Orcos. El Señor Enano consigue abrir la defensa de su oponente y con un letal golpe horizontal, consigue partir en dos al despiadado Orco. Sam no tiene tanta suerte como sus compañeros y es herido por los Orcos a los que se enfrenta, pero tras gastar un punto de Destino y otro de Poder, consigue resistir la herida.


TURNO 5

La iniciativa recae de nuevo en el Bando de la Luz. El primero en reaccionar es Gandalf intentando lanzar un ¨Proyectil Mágico¨ al capitán Orco que cargaba contra él, pero el mago no consigue acertar en su tirada y el hechizo no tiene efecto. Boromir aparta a Merry hacia la retaguardia y planta cara a los Orcos que intentan bordear a La Compañía por el lateral de la columna. Dos Orcos intentan atacar a Gandalf, pero se asustan y quedan inmóviles ante el imponente Peregrino Gris. Finalmente el capitán Orco es el único con el suficiente valor como para acercarse a él y entablar combate. El brutal Troll de las Cavernas fija su mirada en Gimli y con un furioso alarido le ataca acompañado por dos trasgos más.

El troll


Boromir


En la fase de disparo, Aragorn consigue impactar en uno de los cuatro arqueros que le apuntaban, pero su flecha no alcanza ningún punto vital de la criatura. Los cuatro Orcos disparan sus arcos seguidamente, pero la ¨Luz Cegadora¨ de Gandalf sigue cumpliendo perfectamente su cometido y todas las flechas fallan.

Boromir, enfrentándose directamente a dos enemigos, declara un combate heroico y hace sonar su temible Cuerno de Gondor. Los Orcos no superan su chequeo de valor y quedan petrificados ante tal sonido. La hoja de la espada de Boromir cae destellante desde el cielo contra la cabeza de uno y termina por empalarse en el estómago de otro. El lancero que apoyaba a sus compañeros, da media vuelta e intenta huir, pero el primogénito de Denethor lo sigue y acaba con él antes de que se aleje de su alcance. Légolas no tiene problemas a la hora de vencer a sus enemigos y acaba con otro Orco al que de poco le sirve su escudo contra la habilidad en combate del Elfo. El capitán Orco se enfrenta ahora a Gandalf, pero en esta ocasión las cosas no iban a ir tan bien para el mago, ya que el capitán Orco consigue hundir su hoja en él, ocasionándole una herida que le hace tener que gastar dos puntos de Destino más para no sufrirla. Por su parte, Gimli, hijo de Gloin, en una asombrosa demostración de pericia marcial, consigue vencer al Troll y los Orcos que le afrontan, consiguiendo incluso herir al abominable Troll invirtiendo su último punto de Poder.

Cuerno de Gondor



TURNO 6

Isildur vuelve a ganar la iniciativa de nuevo, a lo que uno de los capitanes Orcos de Kharn declara un movimiento heroico que es contrarrestado por Aragorn con su punto de Poder gratuito. La Oscuridad es la vencedora del desempate. Gimli es objeto de una carga por parte uno de los capitanes Orcos y el encolerizado Troll, mientras que Aragorn recibe la carga de un Orco con escudo que se lanza temerariamente a un desigual combate. Cuatro Orcos intentan cargar a Gandalf para evitar que utilice su magia, pero vuelven a espantarse de él y quedan inmóviles en su sitio. Legolas por su parte es atacado por tres enemigos y Boromir se enfrenta, cubriendo el camino de hacia los medianos, a dos trasgos y al otro capitán. Gandalf, en su posibilidad de moverse al no haberle cargado nadie finalmente, usa con acierto su hechizo ¨Inmovilizar¨ contra el Troll y carga contra uno de los Orcos temerosos de su aura.

Entre toda esta vorágine, Merry recoge una piedra del suelo y haciendo honor a la gran puntería Hobbit, acierta de lleno en el casco de un arquero que le apuntaba, pero no consigue otra cosa mas que hacer que el disparo del Orco se desvíe estrepitosamente. Otro Orco que apuntaba a Merry está algo más acertado pese a la luz y consigue alcanzar ligeramente al pequeño Brandigamo, pero la flecha no causa herida alguna más que un pequeño corte. Dos Orcos más disparan sin piedad alguna a Gandalf mientras se enfrenta a su enemigo, recibiendo el atemorizado Orco un impacto que su armadura logra detener sin mayores consecuencias.

Terminada la fase de disparo, Aragorn declara un combate heroico contra el Orco que se dispone a luchar contra él, atemorizando la determinación del montaraz al Orco que, en un intento por salvar su vida, decide escudarse. De poco le serviría dicha acción a la vil criatura que se desploma sin vida frente al acero del hijo de Arathorn, el cual decide encararse al inmovilizado Troll, cargando contra él y superando sin problemas su chequeo de terror. El Troll, herido por Gimli e inmovilizado, apenas puede hacer nada por defenderse y en dos certeros golpes en puntos vitales, Aragorn hace que la repugnante criatura recule moribunda varios pasos antes de caer de espaldas para no levantarse nunca jamás.

Muerte del troll


El arquero Elfo se ve envuelto en una complicada lucha que le hace tener que gastar dos de sus tres puntos de Poder para vencer, eliminando además a un arquero Orco con sus dos espadas cortas. Un acertado capitán Orco, vuelve a vencer el combate contra su enemigo, hiriendo nuevamente a Gimli dejándole con una sola herida y habiendo gastado ya todo su Poder y Destino. El temeroso lancero que había sido cargado por Gandalf se repone justo antes del combate y en toda una heroicidad para los suyos, consigue herir de nuevo al mago que, sin Destino ya, recibe su primera herida grave. Boromir pierde el combate contra sus enemigos, y en vista de sus solo dos heridas restantes, decide gastar dos puntos más de Poder para no arriesgarse a morir y dejar paso a la feroz horda orca hasta sus amigos. Finalmente, Boromir consigue dar dos tajos críticos que hieren al capitán Orco, consiguiendo este salvar por poco su vida gracias a su correctamente aprovechado punto de Destino. Los múltiples trasgos que se abalanzan contra Légolas parecen los vencedores del combate, pero no es más que una ilusión ya que, en una heroicidad del príncipe Elfo que le cuesta dos puntos de Poder, son derrotados y uno de los arqueros Orcos cae al suelo fulminado.



TURNO 7

El infortunio parecía haberse cebado con Kharn en las tiradas de iniciativa y es el Bando de la Luz quien nuevamente la consigue. Uno de los capitanes Orcos declara un movimiento heroico y Aragorn decide hacer lo propio con su punto de Poder gratuito. En el desempate, al igual que en el turno anterior, la Oscuridad se hace con la victoria. En esta ocasión, cinco Orcos intentan cargar contra Gandalf, pero sus pies no consiguen despegarse en absoluto del suelo ante el temor que este les provoca. Los capitanes Orcos vuelven a centrarse en Gimli y Boromir. Algunos de los restantes Orcos ayudan al capitán que se enfrenta a Boromir o desbordan en número de nuevo a Légolas que tiene que enfrentarse contra cuatro de ellos. Gandalf, en su movimiento, lanza de nuevo su hechizo ¨Inmovilizar¨ contra el capitán que ataca a Gimli y este no es capaz de superar la tirada del mago con su punto de Voluntad. Luego, decide cargar contra el Orco que ayudaba al capitán, dejando en combate singular al líder de los trasgos, prácticamente petrificado, ante el hijo de Gloin. Mientras tanto, una marea de Orcos sigue llenando la cámara sin cesar...

Enfrentamientos


Algunos Orcos son los únicos en disparar en este turno y concentran su fuego en el combate del Peregrino Gris, fallando estrepitosamente todos ellos y evitando, para alivio del solitario lancero al que se enfrenta Gandalf, la posibilidad de impactar en su compañero.

En la fase de combate, los rápidos y precisos movimientos de la espada de Aragorn consiguen eliminar sin dificultad a los dos Orcos a los que se enfrenta. Este turno sería crítico para la Oscuridad, ya que sus dos capitanes sufrirían las consecuencias de enfrentarse a la poderosa Compañía. Boromir vuelve a vencer su combate gracias al Cuerno de Gondor y termina de rematar al ya herido capitán de los Orcos cercenando su brazo del escudo y atravesándole con su espada, mientras que Gimli, por su parte, consigue hacerle una herida al otro que no resulta ser grave gracias a que supera con éxito su única tirada de Destino.

Boromir


El acertado lancero Orco que se enfrenta a Gandalf consigue vencerle, pero Isildur, viendo que el mago estaba ya sin Destino y con solo dos heridas, no quiere arriesgarse a perder más y decide gastar un punto de Poder en vencer a su rival, consiguiendo también hacerle probar el filo de su espada y acabando con su vida. Legolas vuelve a verse desaventajado en cuatro contra uno y, tras un difícil combate, termina cediendo terreno ante los trasgos, los cuales aprovechan la oportunidad para herir al Elfo. Tras dos tiradas de Destino y el uso de su último punto de Poder para superarla, la herida no resulta ser grave.



TURNO 8

La Compañía del Anillo vuelve a hacerse con la iniciativa. Légolas se retira del combate para no continuar siendo abrumado por las hordas de Orcos, posicionándose Gandalf delante de él para ahuyentarlos con su ¨Aura Aterradora¨, no sin antes lanzar su hechizo ¨Orden¨ contra el restante capitán Orco, haciéndole moverse hasta quedar en combate contra Aragorn y Gimli. Tres Orcos vuelven a quedar inmóviles intentando cargar contra el mago, pero la mayoría de los Orcos retoman fuerzas y cargan en tropel contra sus enemigos, superando incluso dos de ellos el hechizo de Gandalf. Tanto el mago como Boromir y Aragorn se las ven en este turno contra cuatro enemigos cada uno. Los cuatro trasgos que atacan a Aragorn intentan salvar a su líder de una muerte segura dejándole solo contra Gimli, cosa que tampoco sería gran consuelo pero siempre sería mejor...

La Compañía resiste


Pippin, emulando a su amigo Merry anteriormente, recoge otra piedra del suelo y se la lanza a un arquero que está apunto de dispararle, pero la puntería del mediano no está afinada y no consigue impactar en su objetivo. Los dos Orcos que intentan acabar con Pippin con sus flechas quedan cegados por la continua luz del mágico bastón de Gandalf y no consiguen dar al joven Tuk.

Isildur vuelve a invertir el punto de Poder gratuito de Aragorn en declarar un combate heroico al inicio de la fase de combate. Continuando con su excelente actuación en los combates cuerpo a cuerpo, el montaraz da muerte a sus dos rivales directos tras invertir un punto de Poder extra en ganar el combate, con lo que toma un nuevo movimiento y encara al ya preocupado capitán Orco que se encontraba paralizado contra Gimli. El capitán teme sin remedio por su vida cuando, para colmo, Gimli decide utilizar su hacha a dos manos. Tras ocurrir lo que tenía que ocurrir a la hora de decidir el combate y acompañado por los sudores de Kharn, el capitán Orco cae descuartizado tras recibir tres heridas por parte del Hombre y el Enano. La moral de los desorganizados Orcos es aun más diezmada cuando Boromir sopla su cuerno y los que se le enfrentan huyen, acabando el hijo del Senescal con otro Orco con escudo más. Gandalf también aprovecha esta circunstancia para despachar a sus adversarios con un nuevo seis en su tirada y corta el cuello de un arquero Orco que cae agonizando lentamente mientras su vida escapa por la herida.

Capitán de Moria


TURNO 9

Nuevamente y por séptima vez en la partida, La Compañía gana la iniciativa para desesperación de Kharn. El agotado Gandalf decide retirarse tras Gimli, evitando verse envuelto en más combates, tras lanzar un ¨Proyectil Mágico¨ y no superar el resultado mínimo del hechizo al lanzar el dado. La Comunidad queda aún más replegada y los defensores en vanguardia son ahora el maltrecho Gimli, un Boromir exhausto y el poderoso Aragorn. Los trasgos atacan ferozmente de nuevo a los tres guerreros en combates de cuatro contra uno.

Combates finales


Dos arqueros Orcos tensan sus arcos y consiguen divisar con claridad a Gandafl tras Gimli, pero una vez sueltan sus negras flechas contra él, ninguna es capaz de alcanzarle.

Aragorn sigue declarando combates heroicos, esta vez para ayudar al ya malherido Gimli, pero se queda ocupado luchando contra un Orco tras dejar fuera de combate al otro con el que se encontraba en contacto directo. El impetuoso ataque de los Orcos hace que el sonido del cuerno de Gondor no tenga efectos sobre ellos en esta ocasión y Boromir lucha contra sus rivales. Con poderosa determinación y pese a sus heridas, derriba a uno de los lanceros y lo atraviesa con su espada contra el suelo. El ruidoso choque del acero acompaña el combate de Gimli que, casi sin fuerzas, consigue repeler a los Orcos pero ninguno de ellos resulta herido.

TURNO 10 – FINAL

La tirada de iniciativa declaraba vencedor otra vez a Isildur ante la resignación de Kharn en dichas tiradas. Gandalf no desperdicia su magia e inmoviliza a uno de los Orcos que cargan contra Gimli intentando ayudar al malherido Señor Enano. Los Orcos por su parte intentan una última y atroz acometida contra los héroes del frente.

Aragorn


En esta ocasión el combate es tan cerrado que ninguno de los dos bandos tiene opción de usar sus proyectiles.

Aragorn declara un nuevo combate heroico, pero esta fase de combate iba a ser dramática para La Compañía. El heredero de Isildur no solo pierde su combate, sino que uno de los Orcos le alcanza con su oxidada espada y le provoca una herida que el Destino, sumado a su último punto de Poder, hace que tras una tirada, el futuro Rey siga en pie sin problemas. Los efectos de la dura batalla hacen mella también en Boromir, quien es superado por sus rivales y recibe otro tajo que le hiere y deja al borde de la muerte con solo una herida restante en su perfil. Gimli también es presa del insistente ataque de los trasgos y no logra derrotarlos en este turno. Los frenéticos Orcos intentan entonces acabar con la vida del último Enano en Moria (deben de tener una terrible fijación por ellos...), pero para depresión de Kharn que se iría con las manos absolutamente vacías, los Orcos obtuvieron un seis seguido de un tres, con lo que la rígida armadura y la resistencia de Gimli, evitaban por muy poco una última herida fatal.

Huyen!


Espantados ya definitivamente por el enorme número de bajas, los Orcos abandonaron la sala manchada de sangre negra por doquier. Tras recuperar durante unos instantes el aire, La Compañía debía seguir su camino y salir de Moria antes de que los Orcos volvieran...

Isildur y KHARN

Kharn se acuerda de la familia de Isildur hasta sexta generación, mientras la expresión de este dice : ¨Voy sobrado chaval...¨
Resumen de la partida

Uno  Dos

Tres  Cuatro
Cinco  Seis
Siete


CONCLUSIONES

IsildurISILDUR (¡AL PUENTE DE KHAZAD DUM!) : ¡menuda partida!. Nunca le había sacado tanto provecho a los héroes y a la escenografia. En los turnos dos y tres, llegue a la conclusión de que mi estrategia a seguir se basaría en impedir que los trasgos llegaran a mis medianos usando el escenario y para esto me dirigí hacia uno de los pilares traseros a la Tumba de Balin y busque la forma de colocar a uno de mis héroes principales para defender el hueco mas estrecho (el que hay entre el pilar y la pared de la sala) por el cual solo podían pasar dos Orcos de Moria a la vez. Los Orcos llegaron a colarse por ese hueco al principio, pero Boromir mató a los intrusos y lo selló por el resto de la partida. Con Boromir defendiendo esa parte y teniendo en cuenta sus atributos, pude aliviarme de ese flanco no sin falta de su sudor y sangre, ya que terminó la partida con una sola herida después de haber despachado una buena cantidad de trasgos y sobre todo a uno de los capitanes.

Aparte de Boromir, el cual siempre me responde bien en todas la partidas (aunque a la hora de herir en un combate solo saco tres tristes unos), fue mi combinación Gandalf, Aragorn y Gimli la que me llevó a la victoria, pues defendían al resto en mi pantalla protectora. A veces Légolas también tapaba algún hueco, pero su actuación fue mas bien mediocre, ya que solo a mato a 3 Orcos y recibió una herida (que salvé no sin antes hacer una dura inversión de Destino y Poder), por lo que preferí retirarle del combate. También me paso lo mismo con Sam, que en un combate contra dos trasgos, recibió una herida y temí por su vida, pero gracias a que tuve suerte en las tiradas de iniciativa, lo retiré rápidamente.

En ninguna de mis partidas le saque tanto provecho a un hechizo como ocurrió con el ¨Aura Aterradora¨ de Gandalf, que permitió que no fuera cargado en múltiples ocasiones a pesar de estar en primera fila y poder así lanzar hechizos, como por ejemplo ocurrió en el turno 6, ya que ninguno de los Orcos que intentaron cargar a Gandalf pudo pasar el chequeo. Esto me permitió lanzar el hechizo ¨Inmovilizar¨ al Troll, lo cual fue su final a manos de Aragorn, ya que había probado el hacha de Gimli en el turno anterior. Gracias a mi táctica, ninguno de mis medianos, salvo Merry y Sam en una ocasión, se vieron envueltos en combates, e incluso Frodo se pasó toda la partida detrás del pilar sin ser molestado en ningún momento.

En definitiva, a pesar de que tuve un comienzo pésimo en los primeros turnos porque solo mate un Orco con mis proyectiles (y fue con una hacha de Gimli), tanto Boromir como Gandalf recibieron una herida por flecha y, posteriormente, Gimli también recibió una herida en un combate contra dos miserables Orcos, a partir del turno 6 empezó el declive de mi adversario Kharn. En este turno el Troll, que era su principal miniatura para acabar con mis mejores héroes, fue muerto y sus dos capitanes fueron heridos, uno a manos de Gimli y otro a manos de Boromir. Posteriormente Gandalf le lanzo el hechizo ¨Orden¨ al capitán Orco obligándolo a cargar contra Aragorn y Gimli que terminaron con su vida. Teniendo al Troll y a los capitanes fuera de la partida y con los nueve integrantes de La Comunidad vivos, aunque varios de ellos ya sin Poder, sin Destino y con heridas, lo demás era relativamente coser y cantar ya que los Orcos por si solos no tenían apenas posibilidades contra la unida Comunidad del Anillo.



KHARNKHARN (SOMOS MUCHOS Y COBARDES...): ¡¿Pero que habéis hecho?!. Debo pedir explicaciones a mis capitanes y al Troll por semejante derrota. Si hubiera sido yo un personaje manga, mi cara hubiera sido plana, sin nariz, con dos pequeños puntitos en los ojos y con una gran gota de sudor cayendo por mi cabeza en numerosas ocasiones. Es inexplicable pero solo gané la iniciativa en una ocasión en toda la partida (y para colmo Isildur me la arrebató con un movimiento heroico de Aragorn). Al menos gané dos desempates de movimientos heroicos simultáneos, pero no me sirvieron de nada, ya que en ambas ocasiones mis muchos Orcos que lo intentaron fueron incapaces de cargar contra Gandalf (objeto principal de mi movimiento heroico), permitiéndole usar su magia y haciendo esto que mi Troll y un capitán salieran gravemente perjudicados.

Mis movimientos y decisiones durante la partida no creo que fueran del todo erróneos, pero mi pésima suerte en las iniciativas se unió a una extraordinariamente productiva ¨Aura Aterradora¨ de Gandalf. Estos dos factores fueron determinantes para mi derrota en momentos cruciales de la partida y la sabia estrategia de mi rival Isilur en la utilización de sus héroes y puntos de Poder, hicieron que finalmente mordiera el polvo. Al principio, creí que el encerrarse junto a la columna podría serme beneficioso si ganaba algunos combates y les comía terreno, ya que podría llegar a atraparlos y empezar a hacer tiradas dobles para herir... pero iba a ser que no.

Mi Troll fue visto y no visto, ya que solo sobrevivió durante dos turnos tras aparecer en escena por los oportunos hechizos de Gandalf. Sin dudarlo un solo instante, creo que él fue la estrella de La Compañía en esta partida.

Puede que fuera demasiado conservador con los capitanes. Igual sacarlos en el primer turno me hubiera dado la opción de, mediante movimientos heroicos, rodear antes a La Compañía y así evitar que se parapetasen en la esquina del tablero, anulando así parte de mi ventaja numérica, haciendo muy difíciles los disparos para mis arqueros (que en cierto modo no dejaron de disparar en algunos turnos, aunque no maté más de un Orco de milagro) y quitándome casi por completo la opción de acabar con alguno de los Hobbits.

Mirando finalmente los puntos de Poder, Destino y las Heridas de los héroes, te das cuenta que tampoco fue estrepitosamente mal y que, con un solo un poco más de fortuna, podrían haber caído Gimli (estuvo al filo de la muerte en el último turno), Boromir e incluso Gandalf (tres de los que menos me esperaba), lo cual me hubiera dado muchas opciones de alcanzar a los medianos y aniquilarlos con múltiples Orcos en un solo turno. La partida podía dar un giro en cualquier momento. Si solo mi Troll hubiera hecho algo antes de morir...

En resumen, creo que fue una partida realmente espectacular a nivel visual, muy emocionante y divertida en extremo. ¡Espero jugar pronto la revancha!...

Comentarios  
Windwarrior
#1 Windwarrior 23-12-2005 16:57
muy buena. Yo lo unico que hubiera hecho es no disparar con los arqueros y mover al maximo para rodearlos por los flancos antes
Boromir
#2 Boromir 23-12-2005 21:24
MAESTRO!!!! Kharn tio muy bueno me ha encantado enserio
un 10!!!!
portador
#3 portador 24-12-2005 04:33
Muy bueno!!! Me a ENCANTADO el informe. Un saludoo!!! :D
ticoiche
#4 ticoiche 24-12-2005 04:44
Perfecto muchachos!!! mis felicitaciones, sobre todo el comentario: "Kharn se acuerda de la familia de Isildur hasta sexta generación, mientras la expresión de este dice : ¨Voy sobrado chaval...¨"

Serio candidato al concurso.
Brego
#5 Brego 24-12-2005 05:47
me ha gustado mucho, saludos
Elendur
#6 Elendur 24-12-2005 07:47
Me ha encantado este informe, os lo habéis currado tela...

Mis felicitaciones
carethor
#7 carethor 24-12-2005 10:31
me gusto mucho las fotos estan muy bien la que mas me gusto fue la de KHARN con sus capitanes y el trol suerte en el concurso :-)
balrog
#8 balrog 24-12-2005 13:54
Plas, plas, plas. Completamente increible. Muy buenas fotografias, la calidad de las miniaturas bastante alta y que pasada la tumba, esta super bien pientada.

En caso de que ganasen, no me extrañaria nada.
KHARN
+1 #9 KHARN 24-12-2005 15:40
Vaya, esto sí que se llama una recompensa a varias horas de trabajo :-) . No sabeis como reconforta el saber que os ha gustado a tantos de vosotros y que pongais mensajes tan contundentes.

Me gustaría especificar dos cosas con dos grandísimos agradecimientos. Este informe no hubiera sido así sin la ayuda de mi buen amigo Isildur que jugó conmigo la partida y aportó su Comunidad del Anillo pintada, y sin la excelente Cámara de Mazarbul diseñada y pintada por Ion de la tienda Underground de Las Palmas (esto no es publicidad, ¿eh?, es solo un agradecimiento XD).

Solo os aviso que ya estamos preparando el segundo informe basado también en otra épica escena de las películas (eso sí, quizás la escenografía no resulte tan impactante ;-) ).

Un saludo a todos y gracias de nuevo...
Isildur
#10 Isildur 25-12-2005 06:50
jeje esta partida se ha hecho famosa, da gusto ver el informe de la batalla y las fotos tipo resumen asi de una facil comprension del transcurso de la partida gracias por los comentarios un saludo gente
Shagrat
#11 Shagrat 25-12-2005 10:25
Muy buen informe de batalla!
Seguramente el mas concienzudamente explicado que me he encontrado nunca.
Creo que Kharn ha tenido algo de mala suerte, pero la compañía es mucha compañía. Debe estar orgulloso de lo conseguido.
nacheto
#12 nacheto 17-10-2006 14:14
:-) :D ;-) :roll: :roll: :roll: :roll: :roll: :roll: :roll: :-) :-) :-)
Elessar17
#13 Elessar17 20-09-2007 12:09
¡Viva la Compañía! :D :D :D 8) :zzz
Capitan
#14 Capitan 09-08-2009 11:51
Genial informe, amigos. No se si leer algo así me anima a mi a hacer uno o todo lo contrario y me achica xD
Durin98
+1 #15 Durin98 03-01-2012 04:36
Muy buen informe, tengo un amigo que cree que los orcos son una mierda però si le enseño esto seguro que se caga

Regístrate para poder comentar este artículo.